Querida comunidad educativa:

Hoy  iniciamos  el  mes  teresiano.  Para nuestro colegio es un mes muy importante y, sobre todo, de gracia. Acercarnos a la persona de Teresa de Jesús, especialmente en estos tiempos turbulentos, dolorosos y también esperanzadores que vive nuestro país, es realmente tiempo de gracia.

Hemos querido profundizar en un valor muy significativo para Teresa: la magnanimidad. Ella misma nos explica qué significa esa palabra que a nosotros/as nos puede parecer tan arcaica: “Tener altos pensamientos para que nos esforcemos a que lo sean las obras” (Camino de Perfección 4, 1).

Teresa vivió “tiempos recios” y supo situarse ante ellos con hondura espiritual, con osadía y con esperanza. También hoy nosotros/as necesitamos acercarnos a nuestra realidad desde una mirada honda, auténticamente espiritual, que nos ayude a comprender más allá de lo que es simplemente aparente y que nos haga capaces de forjar una nueva patria. Necesitamos sostenernos mutuamente en la esperanza y en la osadía para hacer posibles los sueños.

Que acercarnos a Teresa, a lo largo de este mes, nos ayude a todos/as a seguir creyendo que otro país es posible y que la justicia y la paz se besan (S 84). Que ella renueve en nosotros/as el deseo y el compromiso de “no tratar con Dios negocios de poca importancia” (Camino de Perfección 1, 5).

Giselle Gómez STJ

Directora General

Nuestros Valores

Verdad – Oración

Equidad – Inclusión

Compasión – Solidaridad

 Paz – Reconciliación

Amistad – Gratitud

teresianoInicio